De puritanas y amazonas


Jorge  Salazar
"Charlas con Soledad"


Me alegro, Soledad, que me escribas; me emociona mucho leerte, saber de ti y de tus problemas, pero a veces, como ahora, tus preguntas parecen torbellinos que me hacen girar y girar para después, terminada la lectura, hacerme caer. Casi como un cuerpo muerto. Me preguntas qué te diría yo si te definieses por el feminismo… La verdad es que una parte de tu demanda se me aparece como algo indescifrable. Quiero decirte que creo que los seres humanos se definen en un instante de la vida, uno sólo; y ese es el momento en que uno se encuentra para siempre consigo mismo. ¿Ha llegado tu momento?

No me tomes tan en serio. Tu padre tiene actualmente una suerte de idea sobre el feminismo. Idea alimentada solamente de experiencia. ¿Qué otra cosa puede tener un viejo? Yo creo que el feminismo como corriente alternativa del cambio no existe, hija mía; pienso que el verdadero feminismo hace tiempo que se ha integrado a las corrientes sociales más progresistas: al liberalismo, al izquierdismo, si quieres…

Ahora bien, los embaucadores existen en todas las actividades humanas, y por allí (o por acá donde yo vivo) hay grupos que se dicen feministas, pero en verdad son otra cosa. ¿Cómo llamarías tú a alguien que disfraza de derechos propios sus tabúes personales? Al margen de nombres o adjetivos, adorable Soledad, el “feminismo” criollo tiene un rasgo casi esencial: está integrado por puritanas en lo sexual… Seres violentos que se colocan ellos mismos el cinturón de castidad y ponen el grito en el cielo frente a un piropo o frente a la estética figura de una muchacha –pobre muchacha– que luce como atributo su belleza física…

Yo no creo, tampoco, que la alternativa al hacha de guerra de las llamadas feministas sea esa mujer estupidizada que se pasa la vida entre la peluquería y los escaparates del centro de la ciudad. Yo creo que las mujeres y los hombres debemos estar juntos en la lucha por el progreso, la educación, la cultura, pero esto no nos debe inhibir de poner en práctica los mecanismos de seducción, como pretenden estas ciudadanas a quienes veo un poco descendientes de aquellas amazonas que se amputaban los pechos para poder disparar sus flechas. ¿Qué más puedo decirte, hija linda? Nada, creo. Solamente que te cuides porque, a veces, desde siempre, los conservadores y puritanos se disfrazan de progresistas… Un beso.

La primera vez que Blanca Varela oyó hablar de César Vallejo

Blanca Varela / Foto: Herman Schwarz
"La primera vez que oí hablar de Vallejo, siendo aún muy joven, fue a alguien muy cercano, pariente o amigo de familia, no lo sé, que citaba —siempre a las horas de comida— burlonamente la siguiente línea: «los alegres tiroliros de los cubiertos». Cuando encontré ese verso en TRILCE, esa frase me pertenecía, y no en el contexto del crítico de marras ni del propio Vallejo. Esos cubiertos eran míos y sus tiroliros también. Pero mi primera lectura juvenil y seria de Vallejo fue más tarde, tal vez en la universidad. Me turbó, me hizo casi llorar, me dio risa, y me quedó sonando en la cabeza y en el corazón para siempre. Lo que sí supe desde el primer momento, entre la oscuridad y el deslumbramiento de esa poesía, es que todo joven poeta debía huir momentáneamente de él. Era demasiado. Pero quiero permitirme hablar aquí también de mi última lectura de Vallejo hace pocos meses: me turbó, me hizo casi llorar, me dio risa y sigue, como siempre, sonando en mi cabeza y en mi corazón."
Blanca Varela


La revista Vallejo & Co., muestra una hoja tipeada y corregida por Blanca Varela, en la que la poeta cuenta cómo conoció y qué sintió al leer, por vez primera, al poeta César Vallejo. El documento ha sido recuperado y forma parte del Archivo Blanca Varela.

Gregorio Martínez en Coyungo

Gregorio Martínez / Foto: Herman Schwarz
Los restos del destacado escritor peruano Gregorio Martínez (Coyungo, 1943 - Virginia, 2017), descansan, finalmente, en su mítico pueblo de Coyungo desde el 7 setiembre de 2017.

En una ceremonia en Nasca fue declarado hijo ilustre y próximamente se levantará un monumento en su memoria en un parque principal de dicha ciudad.

En Lima fue velado en la Sala Paracas del Museo de la Nación, el sábado 2 de setiembre, donde se llevó a cabo una ceremonia de honras fúnebres en la cual participaron representantes de instituciones académicas, culturales y literarias: la Biblioteca Nacional del Perú, La Cámara Peruana del Libro, La Universidad Nacional Mayor de San Marcos, El Grupo Narración, La Casa de la Literatura, El Grupo de Estudios Arguedianos, entre otros.

Libros de Gregorio Martínez:

  • Tierra de caléndula (1975)
  • Canto de sirena (Premio de Novela José María Arguedas 1977)
  • La gloria del piturrín y otros embrujos de amor (1985)
  • Crónica de músicos y diablos (1991)
  • Cajón de sastre: entre pornógrafos y alta costura (1999)
  • Biblia de guarango (2001)
  • Guitarra de Palisandro (Premio Copé de Cuento, 2002)
  • Cuatro cuentos eróticos de Acarí (2003)
  • Libro de los espejos, 7 ensayos a filo de catre (2004)
  • Diccionario abracadabra. Ensayos de abecechedario (Premio Copé de Ensayo, 2009)
  • Mero listado de palabras (2015)

Marcelo Báez gana el Premio de Novela Miguel Donoso

El escritor guayaquileño Marcelo Báez Meza es el ganador del Premio de novela corta que entrega por segunda ocasión la Feria Internacional del Libro de Guayaquil. Báez ganó la tercera edición del certamen que entrega un premio único de $ 10.000, por su novela 'Nunca más Amarilis'.

A través de esta novela, Báez arma la biografía de Márgara Sáenz, poeta guayaquileña, autora de un poema único titulado 'De Otra vez Amarilis', publicado en 1972, en la antología Poemas del amor erótico (Lima, Editorial Mosca Azul, 1972). Báez lo leyó a mediados de los 80 y desde entonces quiso escribir sobre su autora. Posteriormente, internet lo popularizó y era objeto de culto underground.
Marcelo Báez Meza, es autor de Bonsáis, libro editado por Pilpinta
De acuerdo al autor, durante mucho tiempo circuló la noticia de que la poeta era invención de un grupo de escritores peruanos. “Mi novela intenta darle voz y cuerpo a un ente que pululó en el aire durante tanto tiempo. Se toman prestados los discursos del ensayo, el artículo de revista indexada, el diario íntimo, la crónica, el poema en prosa, la entrevista, la epístola y la cronología. En este sentido se pasa revista a la vida de la poeta desde su más temprana edad hasta su vejez”, dijo Báez en un correo electrónico.

Báez además alumbra la obra de Sáenz a través de fragmentos de otras obras de la escritora guayaquileña, pues dice que la tendencia siempre ha sido comentar el único poema que se le atribuye. “Ya que la escritora habla en primera persona del femenino singular, el gran desafío fue doble: hacer verosímiles sus vivencias y hacer creíbles sus textos poéticos”, agrega Báez.

Báez ganó en 2012, el Premio Aurelio Espinosa Pólit, de poesía. Es autor de una docena de libros, entre los cuales figura 'Bonsáis', ganador del I Concurso de Cuento Breve Jorge Salazar, organizado por la editorial Pilpinta. Con su libro 'Catador de arenas' ganó el IX Concurso Nacional de Literatura 2005, en el género de novela.

La novela será publicada por la Dirección de Cultura y Promoción Cívica del Municipio de Guayaquil. La premiación está programada para el próximo 6 de septiembre.

Ecuador, Jueves, 24 Agosto 2017, diario El telégrafo www.eltelegrafo.com.ec


La mujer de Lot


Cuando se volteó, no fue ella quien se convirtió en sal, sino la ciudad que iba dejando atrás.


De "BONSÁIS" de Marcelo Baez Meza
* Este libro es ganador del I Concurso de Cuento Breve “Jorge Salazar”, concedido por el siguiente jurado: Timo Berger, Mercedes Gómez de la Cruz,  David Hidalgo, Elma Murrugarra y Jocelyn Pantoja de Luna.  
Dibujo: Jorge Polar Elorreaga

la feria de las mentiras


dice manu chao:  

La Feria de Las Mentiras es un poco un cuento, una historia. Yo cantaba en bares y por todas partes, y contaba esta historia corta que habla de la migración.
Es la historia de un perrito en Galicia, que como muchos gallegos, como muchos europeos, emigró. 
Entonces, este perrito se fue para América Latina, a Venezuela.Y allí trató de hacer su vida. 
Se encontró al Cocodrilo Indígena, (yo tengo una canción sobre un mestizo apodado "El Cocodrilo"). Después, el cocodrilo se encontró con otro emigrante. Pero éste no había llegado por deseo propio, vino de Nigeria como esclavo, él es Súper Changó. 
Y juntos se fueron a recorrer el mundo en busca de "la risa", porque un día perdieron su risa. Y así, dieron vuelta al mundo haciendo su pequeña "Feria de las Mentiras".la ilustración es de wozniak.

Niños boras

Con los niños boras en Loreto. Formando la Biblioteca Amazónica. Juan Ochoa


"El amor empieza en la carne"

de Juan Ochoa López * 

"El amor empieza en la carne" (XVI Premio de Novela Corta Julio Ramón Ribeyro, 2013), es una novela de amor, en la que Juan Ochoa López nos narra de manera sensual, utilizando la vasta naturaleza amazónica y su mitología, las luchas entre las fuerzas humanas y divinas de dos amantes en un mundo que no nos debe ser ajeno: la selva peruana. Juan Ochoa, describe con un lenguaje poético la venganza delirante que van a padecer estos enamorados. "El amor empieza en la carne" es un libro imperdible, místico y enriquecedor como la selva misma.

Ángel Angulo.
 _________________________
* Juan Ochoa López. (Lima, Perú) Ha publicado el cuento “Ewankaro Kashiri / Niña Luna" (Madrid, España, 2009) y la novela "El amor empieza en la carne" (BCR, 2013). Ha ganado: el Premio de Ensayo sobre Gabriela Mistral otorgado por el Gobierno de Chile (1989), Primer Premio de Cuentos por la Paz en Lima (1992), el Premio Iberoamericano de Ensayo por el Bicentenario de Independencia de Cartagena de Indias, Colombia (2011) y el Premio de Novela Corta "Julio Ramón Ribeyro, 2013 por "El amor empieza en la carne". Juan Ochoa es periodista, estudioso e investigador del mundo amazónico. Ha sido cronista del diario "Expreso" y la revista "Rumbos"; periodista y locutor principal de "Radio Cooperativa" de Chile y conductor de "Reportaje al Perú" de IRTP canal 7.

Para ser político en este país por Jorge Salazar

"Para ser político en este país no se requiere nada. Cualquier canalla, cualquier hijo de puta puede ser político. Eso aprendí. También que cuando haces política, estás expuesto a qué cualquier hijo de puta te haga una putada y que acabes convirtiéndote en un canalla. Por eso abandoné la militancia. Por eso salí de la política para dedicarme a escribir. Mis escritos hablan. Ahora no tengo nada que hacer con la política partidaria, pero sí me interesa el destino de mi país y me siento comprometido con escribir lo que siento de mi país."
Jorge Salazar​ (27 set 1940 - 8 jun 2008)

Entrevista de Roland Forgues, Lima, 1983
http://laoperadelosfantasmas.blogspot.pe

Jorge Salazar y su esposa la modelo inglesa Moonbean

P A L I T R O Q U E x Miguel Ángel Fuentes Gallegos


Me encantó el vocablo casquitos para denominar a los casquitos

Los casquitos son adolescentes nacen crecen los reclutan maduran envejecen y por reglamento del comando conjunto son relevados de sus puestos definitivamente para disolver los conatos de convulsión social en el cielo

Poseen poderes sobrenaturales izan banderas los domingos
fortalecen sus glúteos comen heces como ofrenda a la patria
hacen uso de su dotación gratuita de combustible
no entienden el sistema brayle
atienden la necesidad de autoestima y liposucción de sus mujeres


En sus tiempos libres juegan naipes esgriman sus pipilines
cotizan inodoros remojan sus uñeros
e ingresan sin restricciones a televisados partidos de fútbol

Los casquitos son respetados por sus estrellas
por su contribución a la extinción demográfica del marxismo
en universidades regentadas por el estado
por dispersar obreros sin empleo en eventos pirotécnicos gremiales
por beber Whisky con hielo y sin agua
y por apadrinar matrimonios de macizos cadetes de apellido peruanamente italiano

Por supuesto veneran y son venerados en monumentos bustos efigies
Donde perros célibes ebrios proxenetas
improvisan letrinas fumaderos dormitorios todo en nombre de la patria

Los casquitos no tienen idea de la estética de Andy Warhol pero tienen hijos aspirantes a casquitos forman tribus y se gradúan de casquitos
Pero después de todo son indiscutibles cristianos porque sus hijas admiran al Papa
asisten a misa comulgan se retiran y siguen siendo casquitos




(fragmento)

De Elizabeth Neira esta postal de la patria:


Anti Postal  Bicentenario


En el hall de un lujoso hotel en Londres 
Un empresario chileno y su par peruano 
Celebran con el mejor champán francés 
El cierre de un buen negocio.


Elizabeth Neira (Santiago, Chile, 1973). Poeta, periodista y artista visual. Ha publicado "Abyecta" (Al Margen Editores, 2003 y Limón Partido, México, 2006) y "El soliloquio de la reina" (Junco y Capulí, Argentina, 2005). Sus textos han sido llevados al teatro en distintas adaptaciones.

JENÍZARO


Para Alex Murrugarra, por su locura

Bixente Lizarazu
corre
corre
por la izquierda
corre
gambetea
corre
vasco
francés
latino
corre
corre
remata
David
Trezeguet
recibe
de rebote
corre
amaga
corre
argentino
sudamericano
francés
latino
corre
corre
centra
Zinedine Zidane
cabecea
y gol
argelino
árabe
francés
latino
corre
corre incontenible
en los seis continentes
Gol Gol Gol


Girl Rising: La niña guerrera

Senna tiene 14 años y estudia en un poblado puneño dedicado a la minería, a más de 5,000 m.s.n.m. Ella se considera una guerrera, gracias a su papá y al poeta César Vallejo. Este video ha sido premiado, míralo:

Los 9 trabajos de Changó

x Manu Chao













Cuídate mucho de los tentáculos del Pulpo. Son imprevisibles y peligrosos.

...No los desprecies.

No te enfrentes por la fuerza,
de nada te serviría.
Trátalos con respeto,
entonces te escucharán.
Y te darán su confianza.
¡Pero cuidado!
Será con la única intención
de engañarte.

...No te despistes.

Busca la lucidez
con la ayuda del colmillo mágico.
Inventa la astucia
para ser más engañoso que ellos.

Son 9 los tentáculos;
son nueve las pruebas
que tendrás que superar...
Entonces llegarás frente a la mirada
del Pulpo....

Eso dicho, el duende se levantó,
dejó a Changó un bote de pimentón
y un saco de papas,
y desapareció sin avisar.

(de: Las feria de las mentiras)

De leña y fuego

Tienes razón hija mía: a los viejos se nos va la memoria, pero no es una regla general, ya que a muchos de nosotros nos gusta recordar, recordar cosas que aprendimos en la juventud, normalmente necedades, quizás porque tememos hacer un examen de conciencia a conciencia. De repente descubrimos que hemos vivido sin fe, sin esperanza, sin caridad. Sin fe en la vida quiero decir, sin esperanza en la muerte y sin caridad para con nosotros mismos…

Cuando te leo, Soledad, me es muy fácil darme cuenta que estás preocupada por la vejez y el aburrimiento de tu padre… Contra lo que supones, no me aburro, no tengo más que asomarme a la ventana y desde allí puedo ver, con tristeza pero no con aburrimiento, que las pasiones están desatadas, que todo está blindado: los automóviles, las casas, el guardia de la esquina, el portero del edificio, blindados, no con noble acero sino con rencor. Por aquí, no te voy a mentir a estas alturas, todo es leña y fuego…

No, yo sé bien que no estoy para darte consejos. Me encanta si, y lo sabes, hablar en voz alta contigo, contarte algunas cosas aprovechando que estás lejos y no hay espacio, por lo tanto, para el rubor. Por hoy no te voy a pedir demasiado, solamente que cojas el teléfono y que llames a cualquier amigo y lo invites a bailar… No es consejo, sólo un deseo de tu padre que desearía que su hija no creyese en la historia, esa inmensa mentira, sino en el amor. En el que das y en el que recibes. ¿Me entiendes corazón?

La verdad es que no solamente pensaba en ti, Soledad. Se me vino a la cabeza la imagen de un par de colegas jóvenes que también escriben en el diario. Ellos me hablaron mucho y bien, de política y de historia, parecían muy duchos. ¿Y sabes? Les escuché con atención y no les respondí una palabra; pero al llegar a la casa tuve ganas de volver al diario y contarles, porque también puede ser un cuento, que tu viejo, ayer nomás, descubrió que la vida es como una especie de túnel por el que nos movemos sembrando o cosechando amor. Nada más. El resto… el trabajo, el estudio… es dar o recibir palos de ciego. Llama a tu amigo, Soledad, que el amor que no entregues o no acojas esta noche, no lo recobrarás jamás. Te quiero.

Jorge Salazar 
"Charlas con Salazar"

Soledad, la poeta del Haiku

por Ricardo Mitsuya

Me sentí una persona doblemente afortunada. No tenía plena conciencia del hecho, pero mi intuición me decía, que estaba viviendo una circunstancia misteriosa; acaso del nacimiento de un proyecto editorial, que puede marcar un hito en la divulgación de la poesía en nuestro país; y el esplendoroso descubrimiento de una exquisita poeta del “Haiku” Soledad Aráoz Cartagena. 

Como llegué con tiempo, mientras esperaba la presentación, le pedí prestado el libro a la autora. Desde el primer poema me impresionó; corto, de apenas tres líneas: “tapé los ojos//y lloré con lluvia//tantas tristezas” Parece un Haiku me dije. Seguí leyendo, varios versos concretos y hermosos, pocas palabras muchos sentimientos. Hasta que me encontré con otro poema que parecía “Haiku”: “el universo//conspira con tus ojos//y yo te miro”. Poco después con otro más: “gotas de lluvia//compañeras de nube//riegan la tierra” hasta que llegué al cuarto que también parecía Haiku: “flautas lejanas//cuando duerme el tiempo//escucho tu vos”. 

Entonces me comencé a decir detrás de cada hoja existe un Haiku. O bien, el libro pudo haberse titulado “Once Haiku y otros poemas”. Este es un gran mérito de la poeta Soledad Aráoz; escribir Haiku en castellaño, es dificilísimo; escribir todo un poema con sólo 17 sílabas es casi una hazaña, más bien, un milagro. En japonés no lo es tanto, porque con los ideogramas (Kanji) que se pronuncia con una o dos sílabas, pueden expresar todo un concepto filosófico o una escena. Además, los poetas tienen licencia para inventar palabras o pronunciación.

PERÚshimpo - diario peruano japonés

detrás de cada hoja

Por Miguel Ángel Fuentes Gallegos
Soledad Aráoz y Miguel Ángel Fuentes

Sin mayores pretensiones, detrás de cada hoja es una sencilla travesía por el sendero de lo efímero y el asombro, travesía que dura lo que acontece, mientras descubrimos que nos está vedado interferir en el instante en el que “las espigas hacen música con el viento”.
La experiencia de detrás de cada hoja, en particular, es una restauración natural de los linderos del silencio. Experiencia muy poco común en nuestra idiosincrasia y sobre todo en nuestra poesía. En este caso, Soledad Aráoz, casi de manera intuitiva, ha hecho evidente a través del ejercicio de la palabra, una feliz coincidencia con el universo de la poesía japonesa. Esta feliz coincidencia, por fortuna, no es el producto de sesudas y trasnochas especulaciones intelectuales; por el contrario, es la experiencia intensa de una vida cargada de interminables preguntas y sabias dudas. En consecuencia, éste no es sólo un poemario, sino una invitación a redescubrir el silencio y la sed en estado natural.
Acostumbrados a las pirotecnias discursivas y verbales, detrás de cada hoja nos ofrece lo que nos podría ofrecer un día nublado de lluvia, un riachuelo a la altura de nuestras pantorrillas, un atardecer que se despide.
Soledad, tiene mayores precisiones al respecto: "te mira fijamente/ en ese claro de bosque/ detrás de cada hoja/ hay una palabra/ escrita despacio/ de a pocos/ de años".
centro de la cultura solidaria qosqowasinchis - cusco